Patología cervical y colposcopia

El cáncer de cuello uterino está relacionado con la infección persistente de ciertos tipos de virus de papiloma humano (HPV). Su diagnóstico en fases iniciales es el que mejor pronóstico tiene y se beneficia de los tratamientos más inocuos.

La citología sigue constituyendo el mejor método de diagnóstico y el que más número de muertes ha evitado en los últimos años. Además para el diagnóstico de la patología cervical disponemos de otras pruebas como la determinación del tipo de virus, mediante técnicas de biología molecular que nos permiten conocer el tipaje del virus, su agresividad y ofrecer un mejor pronóstico y tratamiento.

En los últimos años se han comercializado dos vacunas frente al Virus del papiloma Humano, que protegen frente a los tipos más virulentos. Se recomienda su vacunación en niñas y en mujeres adultas con independencia de su edad y de si han estado o no en contacto con el virus.

La colposcopia consiste en el estudio del cuello uterino mediantes lentes de aumento y tras la aplicación de colorantes como el acético o el lugol, lo que nos permite identificar zonas sospechosas y realizar una biopsia de las mismas.

Patología cervical y colposcopia en el Centro Ginecológico Goya
diseño de página web / posicionamiento en buscadores / recomendados / sitemap